Publicado: 7 de Mayo de 2014

Hablamos de lo mismo cuando enfocamos el proceso terapéutico orientado hacia la patología o hacia la salud??
No,desde luego que no.
Exterminar el síntoma o transformar con fines útiles la energía contenida en la patología.
Como terapeuta busco descubrir los potenciales que todos los seres humanos poseemos.Muchas veces postergados ,prohibidos,o aún no descubiertos por la persona.
Virginia Satir.  una Terapeuta Familiar con la que comparto la visión del ser humano hablaba de una Rueda con un cubo en el centro y rayos que llegaban hasta el aro.Los rayos representan las diversas partes de la persona.Mientras que el aro representa las fronteras de esa persona.
En el enfoque orientado hacia la patología se comienza por poner el acento en la patología o el síntoma,el cubo,convirtiéndolo en el centro de nuestra atención.Así es cómo se selecciona en un individuo sólo aquello que es destructivo,íntimamente relacionado con el síntoma.

En el enfoque orientado hacia la salud ,el cubo ,lo considero cómo la salud potencial del individuo,presente pero no utilizada,encubierta y por lo tanto fuera del alcance de esa persona.El síntoma es el intento de expresar esa salud,aún cuando el individuo a causa de creencias o reglas,bloquee la manifestación de esa salud.Cuando observamos el síntoma como un esfuerzo de adaptación,podemos comprender mejor cómo buscar el significado del síntoma.Las personas que tienen síntomas tratan de lograr la supervivencia en lo que perciben como un sistema ajeno,hostil y tóxico y darle un sentido a su vida.Generalmente esas personas se sienten impotentes para cambiar las cosas,internas o externas y hasta pueden tratar de luchar contra eso como si fuera parte de su destino.El síntoma es análogo a una luz indicadora que aparece en el tablero de un automóvil.Cuando se enciende pone de manifiesto que el sistema necesario para hacer funcionar el auto se encuentra en un estado de deficiencia,discordancia,daño o deterioro.Una parte o una combinación de partes pueden estar fallando.Si alguna deja de funcionar,afecta todo el sistema,igual que en la familia Tengo en cuenta a la familia y al individuo de la misma manera.Pongo la atención en comprender el mensaje de la luz y luego en buscar las formas en que los miembros de las familias se disminuyen,bloquean o se dañan a sí mismos y entre sí El objetivo primordial del tratamiento es liberar y cambiar la dirección de la energía bloqueada,lo que significa que tengo muy en cuenta la autoestima,comunicación y reglas , en la medida en que se relacionan con los ocho niveles del yo.Aproximadamente corresponden a los rayos de la rueda:
Físico: 
el cuerpo.
Intelectual: el hemisferio izquierdo del cerebro,principalmente pensamientos ,hechos.
Emocional: el hemisferio derecho,principalmente sentimientos e intuición.
Sensorial: los oídos:sonidos,los ojos,vista;la nariz,olfato;la boca,gusto y la piel,táctil,sensación tacto,movimiento.
Interaccional: el yo-tú , la comunicación entre uno mismo y los demás y la comunicación entre el yo y el yo.
Nutricional: los sólidos y los líquidos ingeridos.
Contextual: colores,sonido,luz,aire temperatura,formas,movimiento,
espacio y tiempo.
Espiritual: la propia relación con el significado de la vida,el alma,el espíritu,la fuerza vital.

Considero al espacio y tiempo terapéutico como un lugar dónde favorecer el Desarrollo y Aliviar la Salud en todos sus niveles, y cuando se logra, el síntoma deja de ser necesario y va desapareciendo por el desuso.Las reglas familiares son factibles de ser cambiadas para los miembros de la familia que guían y apoyan la salud,el crecimiento,la felicidad y el amor humanos.Esto significa una interrelación armónica entre todos los niveles dentro de uno mismo y entre el yo y los otros miembros de la familia.