Cada persona posee su propia caja de herramientas. Me refiero a esa caja singular que cada uno de nosotros tiene para construir, reparar, resolver (en el mejor de los casos).En general son pequeñas en un comienzo, pero a medida que vamos incorporando nuevas herramientas, se tornan no solo más grandes sino también con mayores posibilidades a la hora de tenerlas que utilizar. Ahora bien no todo lo que introducimos nos ayuda , ni nos resulta funcional para sentirnos y relacionarnos mejor. Posiblemente a lo largo de nuestra vida sería conveniente revisar su contenido, ya que herramientas que en un momento puntual nos ayudaron, en otros, nos encontramos con la sorpresa de un aquí y ahora que reclama dejar de utilizar algunas e incorporar nuevas que estén a la altura del cambio. Tomar conciencia de que algunas sobran y otras faltan es importante para nuestro desarrollo personal. 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted